Kapat Filmkolik'e Hoþ geldiniz
Unete a Nuestro Foro Hoy!!
Sadece bakacaðým Si,voy a ser un miembro de

310,300 Üyemiz - Toplam 29,243 Abrir un mensaje441,761 Mesaj yazmýþlardýr.


  


Bienvenido a Tuforocristiano.com.!! Si es tu primera visita, quizás deberías visitar la Ayuda para aprender un poco sobre el uso de los foros. Es posible que tengas que registrarte antes de poder iniciar temas o dejar tu respuesta a los temas de otros usuarios: haz clic en el enlace 'registrarte' para crear tu cuenta. Para empezar a ver mensajes, selecciona el foro que quieres visitar de la lista de abajo.
Üye giriþi
Nick :

Pass :
¿Recordarme?      
Tuforocristiano.com » Vida Cristiana » Testimonios, Estudios o Temas Biblicos » El camino bíblico para la mujer cristiana

Testimonios, Estudios o Temas Biblicos

El camino bíblico para la mujer cristiana

 
Prev Mensaje Previo   Próximo Mensaje Next
Antiguo 21-Dec-2010   #1 (permalink)
Predeterminado El camino bíblico para la mujer cristiana

Quieres Aprender Ingles Rapido.??Click Aqui!
El camino bíblico para la mujer cristiana

- 1 -

EL CAMINO BÍBLICO

PARA LA MUJER CRISTIANA

Rudolf Ebertshäuser

INTRODUCCIÓN:..................................... .................................................. .................................................. .... 3

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 2 -

LA LUCHA ESPIRITUAL ALREDEDOR DEL TEMA „MUJER” EN LOS TIEMPOS ACTUALES. 3

1. LA POSICIÓN DE LA MUJER EN EL ORDEN DE LA CREACIÓN DE DIOS .......................... 6

1. LA INTENCIÓN ORIGINAL DE LA CREACIÓN DE DIOS PARA CON EL HOMBRE Y LA MUJER (GÉNESIS 1 Y 2)

.................................................. .................................................. .................................................. ..................... 6

2. LA CONSECUENCIA DE LA CAÍDA DEL PECADO PARA EL HOMBRE Y LA MUJER

(GÉNESIS 3)................................................ .................................................. .................................................. .. 8

3. EL MATRIMONIO CRISTIANO Y LA ENSEÑANZA DE LA ESCRITURA PARA LA MUJER

CRISTIANA .................................................. .................................................. .................................................. . 9

A) EN CRISTO TODAS LAS COSAS HECHAS NUEVAS .................................................. ...................................... 9

B) LA IGUALDAD DE LA MUJER FRENTE A DIOS EN CRISTO............................................ .............................. 10

C) LA DIFERENTE MISIÓN Y ÁREA DE ACTIVIDADES DE LA MUJER CRISTIANA ........................................... 10

D) LA MISIÓN DE DIOS PARA SOLTERAS O LAS MUJERES SOLTERAS QUE VIVEN SOLAS........................... 11

E) EL CAMINAR DE LA MUJER COMO TESTIMONIO PARA CRISTO .................................................. ............... 12

F) LA SUMISIÓN DE LA MUJER AL HOMBRE............................................ .................................................. ...... 13

G) LA ACTITUD INTERIOR DEL CORAZÓN DE LA MUJER CRISTIANA......................................... .................... 13

4. EL GRAN MISTERIO .................................................. .................................................. ........................... 14

HOMBRE Y MUJER – CRISTO Y LA IGLESIA .................................................. .................................................. 14

5. FIN DE LA PRIMERA PARTE .................................................. .................................................. ............ 16

EL SERVICIO Y TESTIMONIO DE LA MUJER EN LA IGLESIA LOCAL.................................... 17

1. EL LLAMAMIENTO Y DEBERES DE LA MUJER CREYENTE EN LA IGLESIA DE DIOS.. 17

A) LA POSICIÓN DE LA MUJER DELANTE DE DIOS EN CRISTO............................................ .......................... 17

B) EL LLAMAMIENTO Y EL SERVICIO DE LA MUJER EN LA IGLESIA........................................... .................... 17

C) EL CAMPO DE SERVICIO DE LA MUJER EN LA IGLESIA........................................... .................................... 21

2. EL ORDEN DIVINO PARA EL COMPORTAMIENTO DE LA MUJER EN LA IGLESIA....... 23

A) LOS FUNDAMENTOS ESPIRITUALES SOBRE EL ORDEN DE GUARDAR SILENCIO Y EL USO DEL VELO....... 23

B) EL SILENCIO DE LA MUJER EN LAS REUNIONES DE LA IGLESIA .................................................. ............ 25

C) EL VELO COMO SEÑAL DE SUMISIÓN.......................................... .................................................. ............. 28

3. PALABRAS DE ALIENTO A SEGUIR LA FIDELIDAD......................................... .......................... 35

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 3 -

Primera parte

Introducción:

La lucha espiritual alrededor del tema „Mujer” en los tiempos actuales

Hoy en día existe una lucha muy grande y seria alrededor de la posición y el camino de la mujer

cristiana; un enfrentamiento invisible y real. Por un lado, la Iglesia de Jesucristo tiene la voluntad

de Dios revelada en cuanto al papel y la forma de vida de la mujer. La Biblia, la palabra del Dios

viviente, da su clara y precisa instrucción y enseñanza, sobre el llamamiento que tiene la mujer

cristiana en su andar personal con Cristo y en la Iglesia. Este principio ha sido dado por Dios y

por ello es eterno e inmutable.

Por el otro lado, experimenta la Iglesia, experimentan las mujeres cristianas y también los

hombres muy claramente el remolino y el efecto del espíritu de la época, el cual conduce a la

mujer a otro camino supuestamente mejor alumbrado - el camino a la „emancipación” (latín „la

liberación”). Las mujeres, así se nos esta insistiendo continuamente, deben liberarse de las

ataduras antiguas del pasado supuestamente restrictivas, pasadas de moda y regidas por el

hombre, deben abogar por su propia autorrealización, para ejercer determinadas influencias y

funciones directivas en todo ámbito de la sociedad - incluso en la Iglesia de Dios.

No obstante el „espíritu de la época” – deberíamos ser conscientes de esto - es el espíritu de

este tiempo, el espíritu del príncipe de este mundo, el diablo, que intenta todo lo posible, para

incitar al hombre a rebelarse en contra de Dios, para inducirle a la autorrealización e

independencia contra el orden de Dios y sus mandamientos. Con destreza el adversario se hace a

sí mismo abogado del hombre en contra de Dios tratando de convencerle, de que las órdenes de

Dios son para ellos „autoritarias” y restrictivas y que se interponen a la propia autorrealización y

que solamente les esclaviza, mientras que la felicidad, la satisfacción sin barreras y el pleno

desarrollo de la personalidad, según él, solo se consigue rebelándose contra Dios.

La palabra de Dios expone claramente las consecuencias de estos caminos dirigidos contra Dios

en Efesios 2:1-3:

„… en que en otro tiempo anduvisteis conforme a la condición de este mundo, conforme al

príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia:

Entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra

carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza

hijos de ira, también como los demás”.

Nosotros hemos vuelto atrás de este camino del mundo enemigo de Dios, de este camino de la

autorrealización y de la libertad del hombre caído frente a los mandamientos de Dios, si es que

somos verdaderos hijos de Dios. Pudimos reconocer a través de la gracia de Dios que el camino

del pecado conduce a la perdición, que estamos entregados al juicio de Dios, si nos obstinamos a

dirigir nuestra propia vida contra El y vivimos contra sus mandamientos y orden. A través de la fe

en nuestro Señor y Salvador Jesucristo fuimos salvados de este mundo y de la servidumbre bajo

el pecado. Así pues somos, como siervos de justicia (Romanos 6) llamados a vivir totalmente para

Dios, según su voluntad, para su gloria.

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 4 -

Y justamente es este camino marcado por el temor a Dios y obediencia, de fe y entrega a nuestro

maravilloso Señor lo que molesta a nuestro adversario. El busca a los creyentes para apartarlos

del camino de la obediencia, inducirles a través de muchas influencias y trucos a un camino de

desobediencia, según el mundo, y a gozar de los deseos de la vida.

Así se le quita al Señor la honra, lo cual conlleva daños muy grandes en los cristianos engañados

por él; ellos serán débiles e inútiles, en lo que se refiere al testimonio y servicio para Dios. En su

vida interior están paralizados y alejados de Dios.

Por ello nos hallamos nosotros como creyentes en una continua lucha espiritual, la de guardar el

camino deseado por Dios de la obediencia y fidelidad, contra las influencias del enemigo, el cual

nos quiere apartar del camino recto. De esta lucha habla Efesios 6:10-12:

„…Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza.

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas

del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra

potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias

espirituales en los aires”.

En el marco de estas luchas, hay de momento un amargo alboroto, batalla seria alrededor del

tema mujer, una lucha sobre el camino de la mujer creyente en estos últimos tiempos impactantes,

seductivos e impíos. Muchos creyentes no son conscientes de esta lucha; tampoco se dan cuenta,

de que la posición bíblica acerca de la postura y llamamiento de la mujer creyente en la Iglesia

está perdiendo cada vez mas su influencia, habiendo sido, sustituida por otras enseñanzas no

bíblicas. Esto esta ocurriendo incluso en círculos evangélicos conservadores y fieles a la Biblia.

Las verdades enseñadas y vividas por todos los creyentes cristianos a través de lo siglos son hoy

día atrevidamente señaladas como „Anticuadas”, como „exigencias de la época y valido en el

margen de aquella época”. Incluso se ha llegado a denominar estas verdades como idea de Pablo

contra las mujeres, siendo sustituidas por „modernas” doctrinas feministas del espíritu de la

época.

Esta lenta seducción y desvío de las verdades bíblicas alrededor del tema mujer, será

caracterizada por un principio fatal: la Biblia, la palabra inspirada dada por Dios, la santa

escritura, no será reconocida como suprema y única autoridad decisiva en la vida de la

Iglesia y en la vida individual de cada uno de los creyentes.

El cristiano „moderno” decide por si mismo según su propio juicio, lo que el quiera aceptar para si

de la Biblia y lo que no, lo que el marca como anticuado y lo que el todavía desea seguir.

Declaraciones claras bíblicas son sin pudor interpretadas o rechazadas, para que así finalmente

resalte lo que uno desea: una línea sobre la mujer, que corresponda al espíritu de la época y donde

se le concede a la mujer un papel en la Iglesia. La sagrada escritura esta terminantemente en

contra de ello.

Este desarrollo no pasa sin dejar rastro tanto en cada uno de los creyentes en particular como en

la Iglesia. Nos es de alguna manera presente la influencia del espíritu de la época y las nuevas

líneas „evangélicas” sobre el tema de la mujer. La pregunta es: ¿como es mi postura frente a ello?

¿Hacia que nos queremos orientar? En aquello, de lo que nos habla la palabra de Dios-¿aunque sea

hoy en día impopular y obstaculice cualquier autorrealización personal? ¿O a la moderna

interpretación de la Biblia donde deja un margen al propio camino y presagia a la mujer cristiana

un camino donde encaja en los tiempos actuales y que es apoyado por el mundo?

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 5 -

Estas preguntas no son de ninguna manera solamente importante para las mujeres cristianas.

Concierne también de igual manera al hombre cristiano. La palabra nos enseña, de que

nosotros, como hombres, tenemos la responsabilidad delante de Dios por el andar espiritual

de nuestras mujeres. Un día daremos cuenta de como hemos guiado y animado a nuestras

mujeres a seguir el camino bíblico de la mujer.

Así tienen los hermanos responsables, en la Iglesia local, también la responsabilidad especial

sobre si, han o no han instruido correctamente y sin mal entendidos, a los hermanos que le fueron

confiados, la enseñanza bíblica sobre la mujer. También la exhortación llena de amor, de

permanecer en los caminos del Señor. Y si es que es necesario, es la corrección y la exhortación

una parte también de las obligaciones del pastor en una Iglesia bíblica. Este servicio espiritual es

quizás hoy en día difícil, pero más necesitado que nunca (1 Tim. 5:12-13).

Este librito quiere explicar la enseñanza bíblica sobre la posición y caminar de la mujer cristiana,

y con ello animar, también hoy en día, frente a tantas voces confusas a escuchar en fe y en

humildad la palabra de Dios y a dirigir la vida personal conscientemente según la Biblia. Esto es

hoy en día el único camino como cristiano hacia una vida plena y bendecida. Quiera el Señor

engrandecer su palabra en nosotros, transformar y alumbrar la postura de nuestro corazón.

Queremos examinar como primero el orden de la creación de Dios para el hombre y para la mujer.

Tal como se nos muestra en los primeros capítulos de Génesis y como se nos enseña en la

revelación del nuevo testamento. Después queremos intentar indagar el significado profundo de

los diferentes deberes del hombre y la mujer y con ello contemplar la enseñanza de la carta a los

Efesios, ya que la relación del hombre y la mujer debe ser interpretada a través de la relación de

Cristo y la Iglesia.

Una segunda parte se ocupara de profundizar el orden de Dios en la Iglesia a lo que se refiere a

las mujeres, en especial el de guardar silencio (1.Corintios 14) y el mandamiento sobre el

cubrimiento del cabello (1.Corintios 11). Intentaremos de iluminar su sentido y significado

espiritual y a responder a las preguntas concretas sobre el desarrollo práctico en la vida de la

Iglesia.

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 6 -

1. La posición de la mujer en el orden de la creación de Dios

1. la intención original de la creación de Dios para con el hombre y la mujer (Génesis 1 y 2)

La primera revelación sobre los pensamientos de Dios hacia la relación del hombre y la mujer lo

hallamos ya en las primeras paginas de la Biblia, en Génesis, el libro del principio. Ahí encontramos

revelada una verdad fundamental, donde se desmiente la opinión del mundo frente al tema de la

mujer: o sea que el todopoderoso, eterno Dios, creo al hombre según su plan y voluntad, siendo

consciente de que los creo hombre y mujer.

„Y dijo Dios: Hagamos al hombre á nuestra imagen, conforme á nuestra semejanza; y

señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la

tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Y crió Dios al hombre á su

imagen, á imagen de Dios lo crió; varón y hembra los crió. Y los bendijo Dios; y díjoles Dios:

Fructificad y multiplicad, y henchid la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la

mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

(Génesis 1:26-28)

Por la propia revelación de Dios en la escritura sabemos quien es El, y esto deberíamos de tenerlo

presente. Dios, el supremo, es el origen de todo ser „¡Antes que naciesen los montes Y

formases la tierra y el mundo, Y desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios!” (Salmo 90:2),

El formó los cielos y la tierra, y El decidió crear, según su voluntad y decisión soberana, al

hombre en la tierra. „Todo lo que quiso Jehová, ha hecho En los cielos y en la tierra, en las

mares y en todos los abismos. (Salmo 135:6)

El, el único Dios sabio, que posee conocimiento perfecto, sabiduría y comprensión, ha creado al

ser humano como hombre y mujer, estableciendo para ellos unas cualidades, capacidades y áreas

de trabajo especiales. Su plan de construcción y el orden de su creación es sabio, bueno y

perfecto. Dios mismo en su ser es sabio, bueno y perfecto. Leemos en Génesis 1:31: Y vio Dios

todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la

mañana el día sexto.

¡Cuán muchas son tus obras, oh Jehová!

Hiciste todas ellas con sabiduría:

La tierra está llena de tus beneficios. (Salmo 104:2)

Porque el nombre de Jehová invocaré:

Engrandeced á nuestro Dios.

El es la Roca, cuya obra es perfecta,

Porque todos sus caminos son rectitud:

Dios de verdad, y ninguna iniquidad en él:

Es justo y recto. (Deuteronomio 32, 3-4)

En Génesis 1:26-27 leemos, que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Un honor, que el

no concedió al resto de su creación. El hombre y la mujer recibieron por igual. Esto nos muestra

cual es el destino y la misión del hombre, o sea el de reconocer al Dios eterno y tener comunión

con El, amarle y adorarle, servirle en el cumplimiento de su decisión sobre la tierra y llevar una

vida para la gloria de Dios. Esta fue la misión de Dios para el hombre, poniéndolo sobre toda su

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 7 -

creación. Todos nosotros hemos fallado esta misión y por ello hemos pecado frente al Dios

creador, trayendo su juicio sobre nosotros. Por esta causa necesitamos todos nosotros de la

salvación por medio de Jesucristo, para tener nuevamente comunión con Dios y vivir según su

voluntad y misión.

En Génesis 1 vemos claramente revelado los motivos de la creación y la misión de Dios para el

hombre, desde el principio fueron puestos los dos al mismo nivel en su relación con Dios y sus

bendiciones. Los dos fueron creados a la imagen de Dios; los dos tenían la misma parte en la

bendición de la fertilidad como también en la misión de gobernar en la tierra. En Génesis 2 se nos

informa sobre la realización de esos motivos. Aquí vemos, que Dios desde el principio diferenció y

trato distintamente las relaciones y deberes del hombre y la mujer sobre la tierra.

Dios creo primero al hombre, „Adán” (significa, el que fue hecho con polvo de la tierra, el

„terrenal” – en hebreo significa „Hombre”): Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de

la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre en alma viviente.

(Génesis 2:7) Recién mas tarde creo Dios a la mujer, o sea de una costilla de Adán. Así que según

las intenciones sabias de Dios el hombre fue creado antes que la mujer, y la mujer fue formada

del hombre.

En 1.Tim 2:13 se acentúa y se enseña este orden, mostrando con ello cual fue la intención de

Dios („Porque Adán fue formado el primero, después Eva“). Ya desde el principio e incluso

antes de la caída al pecado, fue la de poner al hombre como cabeza y autoridad sobre la mujer.

También se enseña como orden divino en 1 corintio 11:8-9 la sumisión de la mujer al hombre a

través de las señales de la obra de Dios en la creación. „Porque el varón no es de la mujer, sino

la mujer del varón. Porque tampoco el varón fue criado por causa de la mujer, sino la mujer

por causa del varón”. Dios ha puesto una escala clara de la autoridad: „Mas quiero que sepáis,

que Cristo es la cabeza de todo varón; y el varón es la cabeza de la mujer; y Dios la

cabeza de Cristo”. (1corintio 11:3)

La posición del hombre como cabeza (esto significa jefe, autoridad) sobre la mujer se manifiesta

en que Dios la creo por su causa, como ayuda idónea; dado también que fue formada de él, para

corresponder a su medida. Finalmente el hombre dio el nombre a la mujer. La creación nos hace

entender el vinculo y la unidad del hombre y la mujer, como la palabra divina inspirada nos

muestra en Adán „Por tanto, dejará el hombre á su padre y á su madre, y allegarse ha á su

mujer, y serán una sola carne”. (Génesis 2:24)

Dios puso al hombre como cabeza sobre la mujer, por supuesto no como un tirano sin escrúpulos,

más bien como un guía amoroso, protector y proveedor. Hombre y mujer deben de formar una

unidad, unidos en amor en una unión indisoluble, donde la mujer complementa al hombre. En este

amor profundo indestructible es el hombre el guía, el protector y proveedor. La mujer es la que le

apoya, ayuda y rodea con cariño.

Autoridad no es nunca en el orden de Dios algo maligno, esclavizante o destructivo, sino guía

amorosa, protección para lo débil y cuidados que proporcionan seguridad. La armonía perfecta del

hombre y la mujer se quebró recién en la caída del hombre. Esto no fue lo que Dios tenía planeado.

Solo podemos entender correctamente el orden de Dios en su creación y la diferencia del hombre

y la mujer, si tomamos en cuenta, de que Dios preparo al ser humano finalmente para la unidad del

matrimonio, pero también para el crecimiento de la familia. Ya leemos en el primer deber de la

creación de Dios, que el hombre y la mujer crezcan y se multipliquen. Esto significa tener hijos.

Los hijos necesitan cuidados y seguridad emocional; la familia como organismo necesita un margen

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 8 -

protector, necesita armonía y estabilidad. Por ello no es casualidad, que Dios ya desde el principio

anunció a través de Adán, que el hombre y la mujer dependerían el uno del otro, esto significa,

una unión inseparable.

Dios ha equipado al hombre y a la mujer sabiamente para que puedan ejercer en el campo

correspondiente de actividades, según la misión divina para su vida sobre la tierra. El hombre

esta capacitado por su constitución física, pero también psíquica, para el trabajo duro donde se

necesita fuerza física y solidez para el mantenimiento de la familia. Según Génesis 3:17-19 es

éste su deber primordial. El posee en cierta medida, unas capacidades que va a necesitar para su

señorío. Esta protegido de sentimientos inestables y en situaciones difíciles de una orientación

sobria, capacidad intelectual lógica y abstracta, disponibilidad. También si es necesario, firmeza

frente a los conflictos.

La mujer por lo contrario posee muchos sentimientos enriquecedores y detallados, como también

una gran percepción intuitiva. Esta fuertemente orientada a relaciones personales y posee una

fuerte sensibilidad y capacidad de adaptación. Tiene la habilidad y la necesidad hacia los cuidados

maternos. Y esta en especial de una forma ideal equipada psíquicamente y corporalmente para el

cuidado de los hijos en la familia. Según en Génesis 3:16 es éste su deber primordial.

Según la palabra de Dios es el hogar su lugar de trabajo, en el círculo de la familia, y en el

cuidado cariñoso hacia las personas. Con ello cumple ella un importante deber vital para el esposo

y los hijos. El hombre necesita, en su frecuente vida dura y agotadora, el complemento de la

mujer, la que le ofrece amor y seguridad, cariño, respaldo y animo. La mujer por lo contrario

necesita de la protección y guía del hombre. Para de esta forma poder compartir a otros el amor

y cuidado sin tener preocupaciones, cargas y un amor enfriado.

2. La consecuencia de la caída del pecado para el hombre y la mujer (Génesis 3)

En el tercer capitulo de Génesis vemos el porque nosotros vivimos tan poco este orden perfecto

de la creación en la realidad de este mundo. Aquí se nos muestra, como la serpiente, el diablo,

guía al primer hombre al pecado y con ello a la independencia de Dios (compare Génesis 3:1-19)

la separación de Dios por medio de la desobediencia produjo la muerte espiritual del hombre y

contribuyo a que todo su ser, frente a su estado original, fuese manipulado y tapado por el

pecado. Incluso hasta en lo mas profundo de su ser.

Esto tuvo, como ya hemos leído en ese capitulo, consecuencias graves para la relación del hombre

y la mujer. Los dos fueron pues separados de Dios, se elevaron así mismo como „dioses”, se

convirtieron en seres egoístas y desconsiderados. El señorío del yo y la servidumbre del hombre

bajo su naturaleza caída son los que ahora deciden en la relación del hombre y la mujer, también

aunque aun siga vigente el orden de Dios acerca del matrimonio.

El juicio de Dios añadió como consecuencia sobre el pecado de Adán y Eva pena y miseria. Esto

repercutió en cada una de las áreas de la vida: el hombre trabaja para el pan de la familia bajo

fatiga, durezas, dificultades y condiciones agotadoras; la mujer sufre fatiga y dolor en el

embarazo y en el parto. Otra consecuencia fue la ruptura de la armonía del amor, que fue

perjudicada y enturbiada: la mujer se dejo desviar por su propia cuenta, comiendo del fruto del

árbol y con ello abandonando la posición del sometimiento; por ello recalca Dios la posición de

autoridad del hombre sobre ella: el hombre debe enseñorear sobre ella. (Génesis 3:16)

En la práctica de la vida, la caída al pecado trajo mucha miseria y necesidad en relación al hombre

y la mujer. Las ansias pecaminosas hacia la satisfacción egoísta en la relación sexual como el

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 9 -

instinto de poder, ha tergiversado y rebajado el orden divino de la creación. La pureza del pacto

matrimonial entre el hombre y la mujer, según la voluntad de Dios, fue destruido por las

relaciones prematrimoniales; la armonía del matrimonio por el querer gobernar mutuamente, la

falta de cariño y el no poder perdonarse, la fidelidad del matrimonio por medio de relaciones

adulteras con otros, el matrimonio disoluble por medio del divorcio y el abandono del cónyuge.

Desconsideración y codicia, violencia y astucia, reproches y desacuerdos, autorrealización egoísta

y el abuso de la debilidad del otro. Todo esto ha ejercido su influencia destructiva en la

humanidad pecaminosa, como también lo atestigua el informe de la sagrada escritura. Si no

hubiera puesto Dios en su misericordia un manto de protección y bendición para el matrimonio

decretado por El, no habría hoy en día matrimonios, en este mundo pecaminoso, que más o menos

funcionase. También quedan descartados los matrimonios felices, que viven sin Dios, lejos de la

medida de Dios y del mandamiento para el hombre y la mujer. El hombre ha corrompido su camino

y necesita urgentemente el perdón y el renuevo radical de su corazón. Esto se ve claramente

manifestado en la relación del hombre y la mujer.

3. El matrimonio cristiano y la enseñanza de la escritura para la mujer cristiana

Dios ha abierto para nosotros pecadores equivocados, en su gran misericordia y gracia, un camino

hacia el perdón de nuestros pecados y hacia una nueva vida. Esto es a través de la fe en

Jesucristo, el hijo de Dios, que murió en la cruz intercediendo por nosotros. Allí cargo el Señor

Jesús, el cordero de Dios, también toda culpa del hombre en relación a su relación entre ellos

como hombre y mujer.

a) en cristo todas las cosas hechas nuevas

Todo hombre pecador, que crea en El y lo recibe como señor y salvador, será purificado de todos

sus pecados por la sangre de Cristo y rescatado de la muerte y el juicio. Gracias al sacrificio

perfecto de Jesucristo recibe él el perdón de los pecados, la justicia frente a Dios y la vida

eterna. De un hombre caído, rebelde y muerto espiritualmente, pasa a ser un hijo indultado y

amado por Dios, nacido de nuevo a través del espíritu de Dios que ahora vive en él y le guía. En

Cristo, fue hecho criatura nueva, gracias a la nueva comunión recibida por el Señor resucitado y

exaltado, „De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron;

he aquí todas son hechas nuevas”. (2 Corintios 5:17)

Estos cambios fundamentales en la vida de un creyente nacido de nuevo, repercuten en todas las

facetas de su vida. El espíritu de Dios habita en él. Su antigua forma de andar será transformada

en su caminar cono Dios. Se produce un arrepentimiento, esto significa transformación de

convicciones y volverse de corazón de los caminos erróneos. El espíritu de Dios consigue lo que

nunca consiguió la naturaleza pecaminosa del hombre, un hijo de Dios hará voluntariamente la

buena perfecta voluntad de Dios. (Compare Romanos 12:1-2)

Cuando nos convertimos en hijos de Dios, reconocemos entonces de repente al eterno,

todopoderoso Dios, tal como El es en verdad. Con ojos espirituales abiertos vemos su amor y

bondad perfecta, su sabiduría y su gloria ensalzada, su poder y autoridad. Reconocemos pues, lo

que antes habíamos estado negando: que El es perfecto, que todos sus caminos, órdenes y

mandamientos son tan buenos como imprescindibles y saludable para nosotros, cumpliendo a

partir de ahora en adelante, lo mejor que podamos, de todo corazón su palabra y voluntad. Sea lo

El camino bíblico para la mujer cristiana

- 10 -

que sea lo que este Dios maravilloso y sabio haya predestinado y preparado para nosotros – es con

certeza lo mejor, si, ¡el único camino correcto para nosotros!

Cada mujer debería de escudriñar diligente en la palabra de Dios, la cual le habla sobre su camino

y andar, con el fin de disfrutar realmente de sus indicaciones. Ella debería a la luz de la palabra

de Dios examinar y cambiar todo aquello que la palabra de Dios le muestra como pecado,

referente a su antigua postura como mujer y de su actitud frente a los hombres, el matrimonio y

la familia (lo mismo cuenta naturalmente para el hombre cristiano). La postura antigua de su

corazón y forma de vivir será transformada por medio de la obra de la palabra, buscando hacer

ahora la voluntad del Señor y lo que le agrada. Queremos examinar ahora en el NT unas

declaraciones muy importantes sobre la vida de la mujer en Cristo.
Elishebha está desconectado  
Responder Citando
 

Marcadores

Herramientas
Desplegado

Temas Similares En los foros
Las regalas del Antiguo Testamento hay que obedecerlas? Foro General de Religión
· Halloween: Una peligrosa tradición · Reflexiones y Devocionales
Nacio Israel y Sigue Viviendo!! Testimonios, Estudios o Temas Biblicos
Apartado para el evangelio de Dios semana 14 Foro General de Religión
Apartado para el evangelio de Dios semana 7 Foro General de Religión



Forum Statistics:
Forum Members: 310,300
Total Threads: 29,243
Total Posts: 441,761


There are 78 users
currently browsing forums.

Powered by : vBulletin® Versión 3.8.4
Copyright ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
Search Engine Friendly URLs by vBSEO 3.6.0 ©2011, Crawlability, Inc.
Search Engine Friendly URLs by vBSEO 3.6.0 ©2011, Crawlability, Inc.
Traducido por mcloud de vBhispano.com